Sabemos que con las Navidades llegan también los excesos y copiosas comidas que pueden pasar factura a nuestra salud. Porque disfrutar de estas fechas y de nuestros familiares y amigos no debe ser sinónimo de acidez de estómago u otras dolencias causadas por la ingesta excesiva de especias, grasas, picantes o alcohol. Por eso, desde Take Fruit queremos darte algunos consejos para que salud y disfrute no estén reñidos durante estas Navidades:

  • No abuses de las raciones y cantidades. Sabemos que los menús en Navidad son muy apetecibles, pero no olvides comer con moderación.
  • El agua también existe. A pesar de los brindis y los momentos con nuestros seres queridos, es importante seguir bebiendo abundante agua, lo que disminuye la ansiedad por la comida, hidrata el organismo y mejora el tránsito intestinal. En total, deben tomarse de seis a ocho vasos diarios.
  • Compra con cabeza. No es aconsejable ir a hacer las compras para las comidas navideñas con hambre. Planifica bien las comidas y trata de no comprar más de lo que necesitas para cada ocasión. Procura que todos los grupos de alimentos estén representados equilibradamente.
  • Un poco de ejercicio. Un paseo después de las grandes comidas también es una buena manera de ayudar a digerir y rebajar algunas de las calorías ingeridas. 
  • Cuidado con los postres. Una vez acabada la comida, guarda todos los dulces en un armario hasta la próxima comida navideña, no los dejes a la vista, pues acabarás comiendo más de lo conveniente.

¡Y recuerda! Si quieres regalar un detalle saludable a tus allegados, no olvides preguntarnos por nuestras cestas de Navidad saludables, la alternativa perfecta que combina sabor y salud. Pregúntanos sin compromiso y te informaremos.