Take Fruit | 12 DECISIONES SALUDABLES
1134
post-template-default,single,single-post,postid-1134,single-format-standard,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive

12 DECISIONES SALUDABLES

Fruta para empresas y oficinas.

El programa desarrollado por el Ministerio de Sanidad y Consumo, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, trata de prevenir la obesidad, fomentar la práctica habitual de actividad física y deporte, además de promover una alimentación saludable.

A continuación, facilitamos 12 consejos que son adecuados para todas las edades, complementarios, prácticos y fáciles de seguir. Consejos que os ayudarán a rendir más en vuestra vida diaria y a ser más felices.

  1. Come sano, es fácil:

Haz entre cuatro y cinco comidas al día, come sano y muévete. Te ayudará a sentirte mejor y protegerte de las enfermedades. Comer bien contribuye con tu salud.

  1. Despierta, desayuna:

El desayuno es la comida más importante del día, por lo que debes de dedicarle tiempo a su elaboración. No debe de ser demasiado ligero ya que, en él debes de incluir entre el 20  y el 25% de las calorías diarias. Para que sea un desayuno completo debe de incluir, al menos, fruta, lácteos y cereales.

  1. Vive activo, muévete:

Un estilo de vida sedentario puede suponer un peligro para nuestra salud. El cuerpo está hecho para moverse, os recomendamos hacerlo entre 30 y 60 minutos al día y es más fácil de lo que parece. Vete caminando al trabajo, da paseos, sube por las escaleras en vez de coger el ascensor…

  1. Haz deporte, diviértete:

Escoge el deporte que más se ajuste a tus gustos, evita la monotonía y diviértete mientras cuidas tu salud. Hacer ejercicio tiene muchos beneficios a parte de los físicos, también psíquicos. Conviértelo en un hábito en tu vida.

  1. Quítate la sed con agua:

Es aconsejable beber unos dos litros de agua al día. Es muy importante controlar el agua en los niños  ya que son mucho más propensos a la deshidratación. Además, beber agua facilita la digestión y mantiene constante el agua corporal. Evita los refrescos azucarados.

  1. Come “de cuchara”: los hidratos de carbono son la base:

Los resultados de este tipo de alimentos son nutritivos y sustanciosos. Un plato de “cuchara” constituye una comida que, complementada con una fruta, puede ser la más importante del día. Come legumbres entre dos a tres veces por semana.

  1. Toma frutas y verduras, “cinco al día”:

Las frutas y verduras son muy ricas en antioxidantes, minerales y vitaminas A y C.  Además, ayudan a evitar enfermedades, estreñimiento, obesidad, hipertensión, exceso en colesterol e incluso algunos tipos de cáncer. Cuenta con TAKE FRUIT en tu oficina, te lo pone fácil.

  1. Elige alimentos con fibra:

La fibra pasa por nuestro organismo sin ser absorbida y esto ayuda a mejorar los niveles de glucosa en sangre y reduce el colesterol. Además, ayuda a controlar el peso ya que tiene efecto saciante.

  1. Consume más pescado:

Incluir el pescado en nuestra alimentación nos ayuda a evitar la monotonía en nuestra dieta. Se recomienda la ingesta de dos a cuatro raciones de pescado por semana. Aumenta el colesterol HDL “bueno” y reduce el colesterol  LDL “malo”.

  1. Reduce las grasas:

Además de ser saludable la reducción de grasas en nuestra dieta, ayuda a no ganar peso. Pero no todas las grasas son iguales, las grasas insaturadas son beneficiosas para la salud en cantidades moderadas. Las encontraras en alimentos cómo en el atún, maíz o soja.

  1. Deja la sal en el salero:

El elevado consumo de sal se asocia con la presencia de hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares, por lo que el consumo de más de 5 gramos diarios, no es recomendable.

  1. Mantén el peso adecuado:

Las principales enfermedades crónicas están relacionadas con el sobrepeso, por ello la preocupación de los expertos es cada vez mayor. Para comprobar si se tiene el peso adecuado suele comprobarse mediante el cálculo del Índice de Masa Corporal (IMC), mediante su uso conoceremos las distintas categorías de peso que pueden provocar problemas de salud.